AUTORIZACIONES Y CERTIFICACIONES 

UNE-EN-ISO 9001:2015

UNE-EN-ISO 14001:2015

POLÍTICA DE CALIDAD Y MEDIO AMBIENTE.

CERTIFICADO DE INSCRIPCIÓN EN EL REGISTRO DE OPERADORES DE EMBALAJES DE MADERA Y AUTORIZACIÓN DE MARCADO.

GESTIÓN DE RESIDUOS NO PELIGROSOS 

 

 

PALETS RODRÍGUEZ SL es una empresa autorizada por la Comunidad de Madrid para prestar los servicios de:

¨Gestión y transporte de Residuos No Peligrosos: Palets y Madera.

 

Fases del reciclaje de palets

Pasando a describir el ciclo productivo de la actividad de reciclaje del palets, nos encontraremos con las siguientes fases:

1. Recogida: llevada a cabo mediante camiones plataforma o grandes contenedores, que permiten introducir en un sistema de gestión adecuado todas aquellas unidades que quedan fuera de uso y de la cadena de valor.

2. Clasificación: tras la llegada de los palets a la planta de recuperación, se procede a su separación por calidad, tipología y desperfectos detectados.

3. Reparación: en esta operación se examina la tipología del palet y se identifican y sustituyen aquellos elementos que presentan desperfectos.

4. Desmontaje: los palets que no presentan una reparación viable, por la elevada cantidad de desperfectos, son desmontados por piezas, obteniéndose tacos y tablas que son reutilizadas para la reparación de otros palets, en el caso de que sean apropiados o se procede a la gestión de los mismos como biomasa, valorizando este residuo.

5. Almacenaje: los palets reparados o clasificados desde un inicio como aptos por la inexistencia de anomalías son almacenados en función de la tipología y las medidas.

6. Expedición: la etapa final del reciclado de los palets coincide con la venta de los mismos y reentrada en el circuito productivo, hecho que supone la conversión y revalorización de un subproducto o residuo en un producto con alta demanda por parte de la industria.

Residuos

En caso que los palets hayan quedado privados de uso viable, debido a importantes degradaciones de los mismos, se procede a su gestión como residuos de madera, cuya operativa se desglosa en las siguientes etapas:

1. Recogida: al igual que en el caso anterior, se hace uso de camiones plataforma o contenedores para poder acopiar estos materiales.

2. Clasificación: en función de la tipología de cada palet, una vez son recibidas en la planta de tratamiento.

3. Trituración: los residuos de madera se convierten en astilla, virutas o serrín, para ser gestionados como biomasa, materia muy demandada por distintos mercados (tableros, compostaje, valorización energética, etc.)

4. Almacenaje: la biomasa, una vez clasificada por calidad y tipología, permanece a resguardo hasta la siguiente etapa de venta.

5. Expedición: fase coincidente con la comercialización de un “nuevo producto” en el mercado, en forma de biomasa. Los usos de este producto son muchos y variados, desde camas y/o sustratos para las explotaciones agropecuarias, hasta su empleo en producción energética (pellets, etc), pasando por la confección de productos derivados de la madera, como los tableros de partículas.